CONCILIA

UN LUGAR DONDE EL CRECER SE TIENE QUE CELEBRAR

¿Quién le va a entender mejor que yo?

Posted by on 07/05/2013

¿Quién le va a entender mejor que yo?

Cuando empecé a trabajar y pensé en dejar a mi hijo en manos de desconocidos, me dio un vuelco el corazón. Tenía que empezar a trabajar y la idea de que mi hijo, estuviera en otro sitio que no fuera su casa, su cuna, etc. Me parecía algo horroroso.

¿Cómo sabrán qué es lo que necesita mejor que yo? ¿Quién le va a entender mejor que yo?


La verdad, es que después de dar el paso y llevar a mi hijo a la guardería, me di cuenta que el problema, no era el hecho de que el niño estuviera allí, sino que el problema lo tenía yo.
¡No quería que estuviera con nadie más que no fuera yo! ¡quería tener más tiempo y no era posible! Tenía la suerte o en ese momento, para mí, no tan buena suerte de trabajar fuera de casa.

Me angustiaba pensar que en mis brazos estuvo 4 meses, 16 semanas, de las 38 que estuvo dentro de mí. Me di cuenta, que le sentí más tiempo dentro de mí, que lo que pude tenerle fuera.

Pero sí, yo también fui, una de esas madres que después de dejar a su hijo e hija en la guardería, se fue al trabajo, llorando, escuchando su llanto, cerrando los ojos para intentar recordar cómo había empezado a sonreír hacía unos pocos meses atrás.

Sin embargo, después de todo, el hecho de que estuviera allí, me hizo entender que aprendió a socializarse, a compartir, a tener unos horarios y rutinas tan importantes para su ritmo de vida y desarrollo como persona.

Yo, no puedo saber cómo se hubieran criado en casa conmigo, no puedo decir que hubiera sido mejor ni peor, porque no lo sé. No he vivido esa experiencia con ninguno de mis hijos.

Sé, que yo hubiera puesto mucho empeño en intentar ser tan buena profesora, con mis hijos, como madre, pero tengo que pensar que soy madre y la única para ellos. Que tengo que educar a mis hijos lo mejor que sé, pero que otra gran parte de la educación (conocimientos, idiomas, competencias, socialización, etc.) hay que dejarla en manos profesionales (profesores, educadores, auxiliares…) en un lugar debidamente preparado para nuestros pequeños.

¡Mucho ánimo para todas esas madres que vuelven al trabajo y nos permiten cuidar de sus hijos!

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *